La lluvia roja en Kerala
13 de junio de 2021
la lluvia roja

La lluvia roja en Kerala

El extraño fenómeno ocurrido en julio de 2001 en Kerala, India, y  se repitió en 2006. Hace 19 años, durante varios días, cayó la lluvia roja sobre la ciudad india.

La gente estaba acostumbrada a algo así, cuando las numerosas tormentas de arena procedentes del norte se mezclaban con las lluvias locales. Pero a Godfrey Louis, físico de la Universidad Mahatma Gandhi, el fenómeno le pareció muy extraño. No era como las demás duchas de arena. Así que recogió algunas muestras del material caído y comenzó se estudio.

El misterio reside en los glóbulos rojizos que componen la lluvia

Tienen un diámetro de unas 10 micras, un poco más grande que un glóbulo rojo que tiene 7 micras. Louis afirma haber observado 15 pequeñas células que se escapan de una célula madre, dando lugar a un claro proceso de multiplicación. Pero este fenómeno, tal y como ocurre en los organismos terrestres, requiere la presencia de ADN.

La hipótesis extraterrestre

El investigador indio, de hecho, plantea la hipótesis de que la lluvia roja está compuesta por organismos de origen extraterrestre llegados a la Tierra. Louis explica:

«La caída de material extraterrestre en la Tierra puede explicarse si se plantea la hipótesis de que en el origen de la lluvia hubo un pequeño cometa que colisionó con nuestro planeta, cuyos fragmentos cayeron en la atmósfera terrestre justo encima de Kerala».

En apoyo de esta hipótesis está el hecho de que poco antes de la lluvia roja de 2001 se escucharon explosiones muy similares a las que producen los meteoritos cuando estallan en la atmósfera.

¿La repetición del fenómeno puede explicarse con la hipótesis extraterrestre?

«Sí porque es posible que después de 5 años la Tierra haya entrado en la órbita del cometa que chocó con nuestro planeta en 2001».

¿Qué piensan otros científicos sobre la hipótesis extraterrestre de la lluvia roja?

Según David Lloyd, director de la Universidad de Cardiff, los «glóbulos rojos» podrían ser una forma de vida aún parcialmente desconocida, pero totalmente terrestre, que se desarrolló en las nubes de Kerala. Louis concluye:

«La primera persona que se muestra escéptica sobre la hipótesis de la lluvia roja extraterrestre soy yo mismo, sin embargo, por el momento sigue siendo la explicación más sencilla y obvia, y está respaldada por un conjunto de pruebas. Sin embargo, seré el primero en retractarme si alguien demuestra que esas partículas tienen otro origen».

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *